Nueva versión del Reglamento de la Corte Internacional de Arbitraje: hacia un arbitraje más rápido y eficaz

0

Desde su creación en 1923, la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional ha sido precursora en fomentar el arbitraje como método para resolver las controversias transfronterizas.

Podemos acercarnos al arbitraje internacional desde la perspectiva de las empresas. La misma página de Cámara de Comercio de España enfatiza que el arbitraje supone una ventaja competitiva para las compañías.

Derecho de los negocios internacionales

En palabras de José Carlos Fernández Rozas, catedrático de Derecho internacional privado de la Universidad Complutense de Madrid: “puede afirmarse que la práctica seguida tanto por la Cámara de Comercio Internacional como por su Corte Internacional de Arbitraje ha investido a estas entidades de una autoridad indiscutida, jugando un papel relevante en la denominada autorregulación del Derecho de los negocios internacionales y en la solución de las controversias a través de la incorporación masiva a los contratos internacionales de cláusulas de arbitraje”.

Pues bien, dentro del importante papel que desempeña la Cámara de Comercio Internacional en el desarrollo del derecho de los negocios internacionales, su Corte de Arbitraje ejerce una función esencial en la resolución de controversias internacionales.

Para José Carlos Fernández Rozas, el peso del denominado “arbitraje CCI” ha supuesto que los centros de arbitrajes españoles “no cuenten, por el momento, con una actividad transnacional relevante”. En el año 2016 se registraron 966 nuevos casos administrados por la Corte Internacinal de Arbitraje, los cuales involucran a 3099 partes provinientes de 137 países.

El Reglamento de la Cámara de Comercio Internacional

El Reglamento de la CCI contiene las reglas que definen y regulan la conducción de los arbitrajes de principio a fin; incluyendo entre otras actuaciones, la presentación de demandas, constitución de tribunales arbitrales, conducción de procedimientos, la rendición de laudos y la determinación de los costos.

Una de las aportaciones más relevantes a la práctica arbitral en las revisiones al Reglamento es el acta de misión, un documento del tribunal arbitral que determina el marco general sobre el que se desarrollará el procedimiento, y que suele incorporarse en los modernos reglamentos arbitrales para asegurar la efectividad del arbitraje.

La reforma en vigor desde el 1 de marzo de 2017

La CCI suele modificar el Reglamento de Arbitraje periódicamente cada diez o doce años con el objeto de modernizarlo y adaptarlo a las necesidades de los usuarios. Los objetivos que se han tenido en cuenta en esta ocasión: adaptarse a la creciente complejidad de las controversias, reducir los tiempos y costos del arbitraje y contemplar las posibilidades del arbitraje de inversión.

Estas son las novedades fundamentales de esta nueva revisión, que entra en vigor el 1 de marzo de 2017:

Uno- Se incorporan una serie de prácticas aplicadas por la Secretaría de la CCI en materia de arbitrajes complejos.

Dos- Entre las novedades del procedimiento general: el plazo para firmar el acta de misión se reduce de dos meses a uno; y, para incrementar la transparencia, la Corte debe facilitar a las partes que lo soliciten sus razones para nombrar, confirmar, recusar o sustituir árbitros.

Tres- Se introduce un nuevo procedimiento simplificado, que trata de responder a las críticas del alto costo del arbitraje. Los contratos que se firmen a partir del 1 de marzo de 2017 que incluyan una cláusula de arbitraje CCI, incorporarán de forma automática el sometimiento a este procedimiento sumario para resolución de disputas de valor igual o inferior a 2 millones de dólares.

fuente Noticias Jurídicas

Share.

Leave A Reply