El embajador de Japón confirmó que 24 nuevas empresas niponas se instalaron en Argentina

0

Noriteru Fukushima destacó que, luego de 15 años de una relación comercial estancada, las automotrices de ese país esperan fabricar 70 mil vehículos.

Unas 20 empresas japonesas retornaron a Argentina desde el cambio de gobierno y ya están materializados más de 300 millones de dólares de los 1.000 millones anunciados en inversiones, aseguró hoy el embajador de Japón, Noriteru Fukushima, quien ponderó la política de acercamiento que lleva adelante el gobierno de Mauricio Macri a los mercados de la cuenca del Pacífico.

“De las 120 empresas japonesas que había en Argentina, en los últimos quince años se fueron alrededor de 70, pero ahora regresaron unas 20, que están abriendo sus oficinas”, indicó Fukushima a Télam, al referirse a la expectativa que generó el cambio de gobierno y de política en el país.

El diplomático resaltó la importancia para la generación de esa expectativa de la visita en noviembre pasado del primer ministro japonés, Shinzo Abe, tras 57 años de que ningún jefe de gobierno de ese país viniera a Argentina, y destacó, en el mismo sentido, el viaje del presidente Mauricio Macri a la nación asiática previsto para mayo.

En ese contexto, indicó que de los 1.000 millones de dólares en inversiones anunciados por las empresas japonesas que acompañaron a Abe en su visita a Buenos Aires, “casi un tercio ya se está financiando, sobre todo en el sector automotor, como las de Toyota, Honda y Nissan, que el próximo año fabricará en Córdoba 70 mil vehículos.

A nivel de proyecciones, el embajador confió en que más firmas japonesas se instalen en el país, tras considerar “injusto” que haya mil empresas de este origen en México y 700 en Brasil.

Al respecto, ponderó el “intenso trabajo” con el gobierno y las empresas, la próxima conclusión del tratado bilateral de inversiones y las negociaciones para la eliminación de la doble tributación.

“En quince años Argentina perdió su confianza. Para volver a ganarla en el mundo financiero internacional, lo que está haciendo el presidente Macri es correcto. Ojalá que siga en esa dirección; si la pierde o cambia la política, otra vez el país va a perder la confianza”, sostuvo el diplomático.

Fukushima enumeró como aciertos de la actual administración la apertura del mercado, un mayor contacto con las empresas y el establecimiento de un marco jurídico con Japón, además de el trabajo del gobierno para acercarse a la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) y al foro Cooperación Asia-Pacífico (Apec), integrado por 18 países de esta cuenca oceánica de ambos hemisferios.

Es muy bueno que Argentina trabaje con la Alianza del Pacífico porque Japón tiene un acuerdo de libre comercio con ese bloque latinoamericano y no así con los países del Atlántico, aunque tenemos que tenerlo”, consideró el embajador y apuntó a la posibilidad de avanzar en “negociaciones profundas” con el Mercosur.

Japón, un mercado de 127 millones de habitantes, con un PBI per cápita de u$s 32.486, importa más de lo que exporta, por lo que tiene un déficit comercial de alrededor de 1.000 millones.

El potencial del comercio bilateral es alentador, ya que Argentina se ubica en el lugar 55 tanto como origen de las importaciones y como destino de las exportaciones japonesas, con apenas 0,1% de participación.

La balanza bilateral es negativa para Argentina en u$s 650 millones, con exportaciones por más de 500 millones e importaciones por más de 1.000 millones.

Los productos primarios representan 57% de las exportaciones argentinas a Japón; las manufacturas agropecuarias, 21%, y las industriales 22%, de acuerdo con información del Indec de 2015.

Los cinco primeros bienes exportados fueron ese año sorgo en grano (u$s 103,9 millones); aluminio sin alear (u$s 92,4 millones); minerales de cobre y sus concentrados (u$s 78,2 millones); camarones y langostinos (u$s 71,6 millones), y jugos de frutas (u$s 27,4 millones).

Las compras argentinas están concentradas en bienes de capital (75%), seguidos de bienes intermedios (20%); bienes de consumo (4%), y automóviles (1%).

Los cinco principales grupos arancelarios importados en 2015 fueron autopartes (u$s 191,5 millones); bloques, cráteres e inyectores para motores (u$s 88,8 millones); impresoras y toners (u$s 37,7 millones); artículos de grifería (u$s 33,5 millones), y útiles para herramientas mecánicas (u$s 33,3 millones).

El intercambio bilateral entre 1992 y 2015 se incrementó 67,5%, equivalente a una tasa promedio anual de 2,3%, con saldo deficitario para Argentina en todo el período, excepto en 2002, según un análisis de la Cámara Argentina de Comercio (CAC).

Del u$s 1,22 billones de stock de Inversión Extranjera Directa (IED) saliente de Japón en 2015, la Argentina captó u$s 2.315 millones.

Si bien la cifra es de baja incidencia en la IED saliente del país asiático, el flujo de capitales de ese origen dio un salto en 2015, ya que entre 2008 y 2014 el rango se mantuvo entre los u$s 500 y los 695 millones.

Fuente TELAM

Share.

Leave A Reply