Cuan poco sabemos de las Naciones…

0

Siempre hemos sostenido en acercando naciones que conocer la cultura de un Pueblo es la llave que a partir de respetar las pautas de identidad que de dicha cultura derivaron, nos permitirá tener éxito en negociaciones con esos Pueblos

 

por jorge Tuero

 

Muchas veces , quien esto escribe , se ha preguntado que significante en esas culturas son algunos misterios no resueltos y que aun hoy no tiene respuesta a nuestras ingnorancias

Sin duda Stonehenge es un caso testigo

Situado cerca de Amesbury, al norte de Salisbury, Stonehenge es hoy uno de los monumentos megalíticos más populares del mundo y una de las atracciones turísticas más visitadas del Reino Unido.

1.Su construcción se extendió por siglos

Pese a que el monumento ha sido rigurosamente estudiado, hay muchas lagunas y desconocimiento respecto al mismo. Una de ellas es que no se sabe cuándo se empezó a construir, aunque sí que se cree que esto se hizo en varias fases. La primera fue en el Neolítico medio, hace unos 5.000 años. Se siguió trabajando en el mismo de forma intermitente en los siguientes años, y parece que la obra se aceleró en torno al 1.600 antes de Cristo, cuando se cambió  la distribución y posición de algunas rocas, dándole su forma actual.

2.Está compuesto por casi 100 piedras

Este monumento arqueológico está compuesto por algo menos de un centenar de piedras de distintos tamaños ordenadas en círculos. Tradicionalmente éste se ha dividido en dos secciones; por una parte podemos ver el llamado círculo interior, donde las piezas tienen un peso medio de unas 4 toneladas y que según investigaciones recientes se cree que fueron traídas desde las montañas Prescelly, situadas en Gales, a unos 240 kilómetros del monumento. Por otra parte está el llamado círculo externo, donde las piedras son de un tamaño aun mayor, con un peso de entre 25 y 30 toneladas. Tampoco son originarias de la zona, sino que fueron transportadas desde una cantera situada a unos 32 kilómetros, y por su peso y los vetustos modos de transporte se cree que se necesitaron hasta 600 hombres para mover cada una de ellas.

3.¿Cuál era su propósito?

Pese a que ha sido estudiado por geólogos e historiadores no se sabe con certeza cuál era la finalidad del monumento. Unos apuntan a que funcionaba como un gigantesco calendario astronómico y que servía para predecir eclipses o equinoccios. Otros, que simplemente tenía un uso religioso y era un lugar donde se celebraban desde ceremonias a entierros. Incluso los hay que piensan que tenía un propósito medicinal y, de hecho, hasta el siglo XVIII estaba extendida la creencia de que el polvo de las raspaduras de las piedras era una cura milagrosa para cicatrizar las heridas.

4.Una obra muy dura

La distancia a la que estaban situadas las rocas utilizadas para su construcción, los vetustos sistemas de transporte así como los arcaicos sistemas para levantarlas, hicieron que Stonehenge fuera una obra faraónica. Siempre basado en cálculos aproximados, se estima que fueron necesarias unas 30 millones de horas de trabajo para completarlo en el modo en que lo conocemos hoy.

5.Una atracción turística

En cualquier foto de Stonehenge uno puede pensar que está en medio de un paisaje idílico, en mitad de la naturaleza y rodeado de tan sólo algunas ovejas. Y es así parcialmente, porque alrededor del mismo han surgido restaurantes y tiendas de souvenirs para todos aquellos que visitan el monumento. Lo que quizás estropea más el paisaje es el párking que se encuentra justo detrás del complejo, donde paran tanto los coches como los autobuses que transportan a los visitantes, y sobre todo la autopista que cruza dicho paisaje y desde la que se puede ver el monumento.Stonehenge_Distance

6.Le pertenece a la Corona Británica

Durante gran parte de la historia, Stonehenge perteneció a la familia Antrobus. Pero en 1915 el último representante de este linaje murió, y ante la ausencia de un heredero, el terreno donde se asienta el monumento salió a la venta en subasta pública. Fue adquirido por el filántropo Cecil Chubb por 6.600 libras, pero tan sólo tres años después de la compra decidió cederlo a la Corona Británica con la promesa de que el mismo fuera preservado y se mantuviera abierto al público. Como contraprestación a dicho gesto, Chubb fue nombrado caballero.

7.Estudiado por Charles Darwin

En la década de 1870, poco antes de su muerte, Stonehenge fue visitado por el naturista Charles Darwin, en cuyas inmediaciones permaneció por semanas. Pero el objeto de estudio del científico no fueron las piedras, sino la población de lombrices de tierra autóctonas de la zona. La única mención al monumento en la obra de Darwin fue para indicar que los túneles excavados por estas habían provocado un leve hundimiento de las piedras, las cuales al naturista le eran totalmente indiferentes.

8.Recuerdos y escaladas

Una visita al monumento antes de 1977 era, para muchos, más divertida de lo que lo es en la actualidad, y es que con anterioridad a ese año se permitía a los visitantes no tan sólo tocar las piedras sino incluso escalar las mismas. La creciente erosión en las rocas provocó que cualquier interacción humana con ellas fuera prohibida.

Aún mejor debían de resultar las visitas antes de la década de 1920, dado que en ese momento se permitía a los visitantes llevarse fragmentos de las piedras a casa, un genuino recuerdo de Stonehenge.

9.Una creación del mago Merlín

A falta de explicaciones más convincentes sobre su origen, durante la edad Media se dio por buena la teoría del clérigo Geoffrey of Monmouth, el cual proclamó que Stonehenge había sido construido por el mago Merlin.

10.¡Fiesta en Stonehenge!

En 1905, un grupo de autodenominados “neo druidas” se reunieron en el monumento para una celebración de tipo pagano. Se calcula que unas 700 personas, equipadas con túnicas y barbas falsas montaron una ceremonia que acabó siendo una fiesta totalmente desfasada más propia de un post partido de fútbol, donde se consumió una ingente cantidad de alcohol y se reportaron peleas y enfrentamientos entre varios participantes. Las crónicas de la época ridiculizaron la misma, y desde entonces cualquier reunión en las inmediaciones que no esté expresamente autorizada está prohibida.

Fuente El Iberico

Share.

Leave A Reply