Entra en vigor el AFC, la mayor reforma del comercio mundial en la historia de la OMC

0
Tras más de una década de negociaciones, la implementación del AFC daría un impulso de un billón de dólares al año al comercio mundial y las pymes serán las grandes beneficiadas

El Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC), que busca impulsar las exportaciones y el acceso de las pymes al mercado global mediante el abaratamiento de los costes y la simplificación de los trámites comerciales, ha entrado en vigor este miércoles, después de superar el umbral mínimo de 110 ratificaciones de sus 164 miembros, convirtiéndose así en el primer acuerdo multilateral concluido en los 21 años de existencia de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que ha calificado el acuerdo como “la mayor reforma del comercio mundial en una generación”.

La entrada en vigor de este acuerdo comercial ha sido posible después de que Rwanda, Omán, Chad y Jordania hayan depositado sus instrumentos de aceptación ante el director general de la OMC, Roberto Azevêdo, con lo que el número total de ratificaciones supera el umbral requerido de 110, entre las que se incluyen EEUU, China y la UE en representanción de sus veintiocho miembros.

Tras varios años de trabajos exploratorios, los miembros de la OMC acordaron formalmente iniciar negociaciones sobre la facilitación del comercio en julio de 2004, estableciéndose tres meses después el Grupo de Negociación sobre la Facilitación del Comercio, donde se sometieron a consideración cientos de propuestas presentadas por los países de la OMC de manera individual o mediante grupos o alianzas, que se fueron perfilando hasta que se concluyeron las negociaciones sobre facilitación del comercio en la Conferencia Ministerial de Bali, celebrada en diciembre de 2013.

La entrada en vigor del AFC, que tiene por objeto agilizar el movimiento, el levante y el despacho de las mercancías a través de las fronteras, abre una nueva etapa de reformas para la facilitación del comercio en todo el mundo y supone un estímulo importante para el comercio y el sistema multilateral de comercio en su conjunto, destacó la institución.

Según la institución internacional, la plena aplicación del AFC reduciría los costes comerciales de los países miembros en un promedio del 14,3%, beneficiando particularmente a los países en desarrollo. También es probable que el AFC reduzca en más de un día y medio el tiempo necesario para importar mercancías y en casi dos días el plazo necesario para exportar, lo que representa una reducción del 47% y del 91% respectivamente respecto del promedio actual.

IMPUSLO AL COMERCIO MUNDIAL.

“Esto supondría para el comercio mundial un impulso de hasta 1 billón de dólares anuales, y serían los países más pobres los que mayores beneficios obtendrían. Los efectos serían mayores que la eliminación de todos los aranceles existentes en el mundo”, explicó la OMC, advirtiendo de que la entrada en vigor del acuerdo “no es el final del camino”.

“Es una gran noticia, por dos motivos por lo menos. En primer lugar, muestra que los miembros están comprometidos con el sistema multilateral de comercio, y que están cumpliendo las promesas que hicieron en Bali. En segundo lugar, significa que ya podemos empezar a aplicar el Acuerdo, lo que contribuirá a reducir los costos del comercio en todo el mundo”, destacó el director general de la OMC, Roberto Azevêdo.

Según lo pactado, los países desarrollados se han comprometido a aplicar inmediatamente el AFC, mientras que los países en desarrollo, en cambio, aplicarán con carácter inmediato solamente las disposiciones del AFC que hayan designado como compromisos de la “categoría A”. En el caso de las demás disposiciones, “categorías B y C”, los países en desarrollo pueden aplicarlas más tarde, aunque deben indicar cuándo se implementarán y qué apoyo para la creación de capacidad necesitarán para poder ponerlas en marcha .

LAS PYMES SON LAS GRANDES GANADORAS.

Por su parte, la Unión Europea ha celebrado la entrada en vigor del nuevo reglamento porque considera que ayuda a la transparencia y facilitará el acceso de las pymes al mercado global, por ejemplo simplificando y aclarando los términos de los procedimientos internacionales para las importaciones y exportaciones, el papeleo en aduanas y las exigencias de tránsito.

“Los principales ganadores serán las pequeñas compañías que sufren cada día la burocracia y normas complejas”, ha asegurado la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, para quien este acuerdo permitirá “revitalizar” el comercio internacional.

También el comisario de Cooperación y Desarrollo, Neven Mímica, ha aplaudido la repercusión que tendrán los cambios en el campo del desarrollo, que podrá sacar provecho del “enorme potencial” que ofrece el comercio a los países en vías de desarrollo.

 Fuente NCUATRO
Share.

Leave A Reply