CÓMO ES EL ESCENARIO MÁS OPTIMISTA PARA LA ECONOMÍA EN 2017

0

El blanqueo, la obra pública y un dólar estable pueden impulsar el PBI el 5%. Pero algunos entusiastas ya dibujan un escenario menos feliz.

Por Alejandro Rebossio

Una de las consultoras que más acertó en sus pronósticos sobre el comportamiento de la economía 2016, Analytica, confía en una expansión del 5% en 2017. “El ajuste malo se hizo en 2016 y deja un buen piso para crecer en 2017. Nosotros creemos que el blanqueo será el gran catalizador del crecimiento porque estabiliza el tipo de cambio (al ingresar dólares al país), mejora la recaudación (los blanqueadores deben abonar entre 10% y 15% de impuesto inicial y empezarán a pagar Bienes Personales), modera las necesidades de financiamiento (se puede evitar el tributo si se suscribe un bono), fortalece los depósitos del sistema financiero y ofrece recursos a los fondos comunes de infraestructura”, analiza el economista Martín Polo, de Analytica.

El Ejecutivo espera, además, que los blanqueadores empiecen a invertir en títulos exentos de Bienes Personales, con lo que obtendría más financiamiento. Polo continúa: “El Gobierno está impaciente por el gasto, pero será difícil que crezca menos que la inflación. La clave para bajar el déficit es que la recaudación subirá más que el gasto. Si querés bajarlo con menos gasto vas a terminar como (Domingo) Cavallo con el déficit cero: cada vez vas a tener menos recaudación y tenés que ajustar más”, sigue Polo, que confía en que el blanqueo permitirá reducir el rojo fiscal al 3,9% del PBI. Este analista de la consultora que fundó el subsecretario de Obra Pública Federal, Ricardo Delgado, pronostica así 2017: una inflación del 20%, salarios subiendo 24% o 25%, un consumo que mejora el 3%, una inversión que trepa 15% o 20%, con más peso de la inmobiliaria que el siempre limitado presupuesto de obras públicas, un dólar a fin de año de 18 pesos y un desempleo promedio anual que baja del 10% al 9%, “poco porque este ciclo de crecimiento derrama menos que los anteriores”. Es que la inversión se destina a sectores de baja necesidad de mano de obra, como el campo y la energía.

Otro de los que más acertaron en 2016 prevé un 5%, el Estudio Bein, pero en el último mes planteó un escenario alternativo del 2,5%. “El Gobierno debe ganar las elecciones y para remontar la economía 5% necesita un poco de mala praxis: obra pública y aumento del consumo, que se logra con atraso cambiario”, analiza Marina Dal Poggetto, economista de Bein. Su primera hipótesis prevé una inflación del 24%, paritarias del 28%, consumo 3% arriba, inversión en ascenso del 15%, déficit fiscal que entre aumentos y recortes de gastos queda igual que la meta de 2016 (4,8% del PBI), el desempleo en el 9,2% (“podés generar empleo en construcción, pero no en la producción ligada al tipo de cambio”, dice Dal Poggetto, en alusión a la industria y los servicios de exportación que tanto ilusionan a Macri) y un dólar que llegará a las elecciones a 18,35 pesos. ¿Después vendrá la devaluación?

En el escenario B los sueldos suben 29%, la inflación apenas por debajo, el consumo 2,5%, la inversión 12%, el desempleo 10%, el déficit fiscal por encima del 4,9% y el dólar a 20 pesos para los comicios.

Fuente Noticias

 

Share.

Leave A Reply