3er Encuentro Nacional de Puntos de Cultura

0

Tres días de color y contenido tejiendo la red

Durante tres días, del 30 de noviembre al 2 de diciembre, cerca de 1000 representantes de más de 600 organizaciones de cultura comunitaria de todo el país participaron del 3er Encuentro Nacional de Puntos de Cultura, en el Centro Cultural San Martín, en Buenos Aires. Además de conferencias, capacitaciones, talleres, foros regionales y de redes, grupos de trabajo temáticos y propuestas artísticas, los participantes pudieron compartir dos importantes logros: la constitución de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura y del primer Consejo Cultural Comunitario de Argentina.

En el marco del encuentro también se realizó el 1er Encuentro de Redes IberCultura Viva, con la participación de 40 representantes de gobiernos, redes y organizaciones socioculturales de 17 países iberoamericanos. El objetivo de ambos era consolidar el trabajo de articulación y proponer espacios de formación y reflexión acerca de las prácticas de la cultura comunitaria y la gestión cultural.

El Programa Puntos de Cultura, implementado por el Ministerio de Cultura de la Nación, fue creado hace cinco años, inspirado en la experiencia brasileña iniciada en 2004. La iniciativa se propone fortalecer el trabajo de las organizaciones que, a través de proyectos culturales, promueven la inclusión social, la revalorización de la identidad local, el fomento de la participación ciudadana y el trabajo colectivo. Además, se constituye en una política que estimula el trabajo mancomunado entre la sociedad civil y Estado. Actualmente, la Red Nacional de Puntos de Cultura de Argentina cuenta con 650 organizaciones socioculturales.

“Compartimos profundamente la ideología de este programa”, resaltó el Ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, en el acto de apertura del encuentro. “Cuando nos encontramos con el desarrollo que había alcanzado el programa los últimos años nuestro compromiso fue ampliarlo, perfeccionarlo, facilitar el acceso, mejorar el resultado en términos de inversión. (…) Hay un enorme trabajo para seguir haciendo. La palabra del día hoy es comunidad, aquello que tenemos en común, cada uno de los ciudadanos que habitan nuestro país en su producción simbólica, cultural. El sentido comunitario es el aspecto ideológico más profundo, que atraviesa cualquier distinción partidaria y que garantizará que este programa se mantenga, siga mejorando y siga creciendo.”

 

Enrique Avogadro, Pablo Avelluto y Alejo Ramírez en la mesa de apertura

 

Enrique Avogadro, Secretario de Cultura y Creatividad del Ministerio de Cultura, y Alejo Ramírez, Director Sub-regional para el Cono Sur de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), también participaron de la mesa de apertura del evento. Avogadro llamó la atención sobre la importancia del trabajo en red. “El Estado pierde cada vez más el monopolio estricto de las políticas públicas porque aparece otro concepto muy interesante, que es el de la inteligencia colectiva. O sea, la idea de que todos juntos pensamos mucho mejor que cada uno de nosotros por separado”, comentó. Ramírez, a su vez, habló del Programa IberCultura Viva y de “cómo la inteligencia colectiva toma el control de determinados espacios y cómo desde la cultura se rompe la lógica centro-periferia”.

 

 

Célio Turino hizo la conferencia magistral del encuentro

 

El historiador Célio Turino –uno de los creadores e impulsores del programa Cultura Viva y de los Puntos de Cultura en Brasil– hizo una conferencia magistral el día 30, hablando también del carácter revolucionario de esta política pública, que más que una intersección entre Estado y sociedad civil, tiene que ver con “colocar el reino de la vida en equilibrio con el imperio de los sistemas”.

Cultura, como resaltó Turino, es territorio y tradición, es espacio y tiempo compartidos, siempre con la idea del común. “Hablar de Cultura Viva es hablar de convivencia, de vida, de lo que se queda con nosotros”, añadió, antes de recordar los tiempos de esclavitud, cuando los “gritadores” iban de villa en villa diciendo a los esclavos para que no se olvidaran de sus tradiciones, y de presentar un poema en náhuatl (lengua amerindia) de un libro salvadoreño que le habían regalado un poco antes. “Los más viejos no mueren/ No mueren los más viejos/ Se quedan/ Se quedan en la voz de quien habla su lengua”.

 

“Participación social y cooperación cultural”, uno de los grupos de trabajo del Encuentro de              Redes

 

Talleres y mesas temáticas

La tarde del primer día estuvo dedicada a una serie de talleres con temáticas como “Gestión cultural de las organizaciones”, “Presentación de proyectos culturales” y “Sistematización de experiencias comunitarias”. Mientras los Puntos de Cultura argentinos seguían con estas actividades simultáneas, realizadas en diferentes aulas del Centro Cultural San Martín, los invitados del 1º Encuentro de Redes Ibercultura Viva se dividieron en tres espacios, en los siguientes grupos de trabajo: “Participación social y cooperación cultural”, “Legislación para las políticas culturales de base comunitaria” y “Formación en políticas culturales de base comunitaria”. La muestra artística contó, entre otros, con el maestro charanguista Jaime Torres, padrino del Punto de Cultura “La Guitarra” de Avellaneda, y la cantante Silvia Barros, del Punto de Cultura Fundación Norte, de Salta.

             

 

El segundo día comenzó con ocho mesas de exposiciones: “Cultura, territorio y desarrollo”, “Movimiento de Cultura Viva Comunitaria”, “Cultura y participación ciudadana”, “Identidades, saberes comunitarios y diversidad cultural”, “Descolonización y despatriarcalización”, “Arte y transformación social”, “Cultura y comunicación” y “Derechos culturales”.

Después se le dio apertura a los foros. Integrantes de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura de Brasil hablaron sobre su experiencia, con vistas a aportar a la constitución de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura de Argentina.

Diego Benhabib (en el centro) y los integrantes de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura de       Brasil

 

Por su parte, el coordinador del Programa Diego Benhabib, hizo la introducción al trabajo de los foros que se darían a la tarde, comentando la metodología del trabajo en red planteada, y los lineamientos estratégicos para la constitución de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura de la Argentina (cuya representación la ejercerán 2 puntos de cultura por región cultural) y el Consejo Cultural Comunitario, que contará con la participación de las redes de cultura comunitaria de nuestro país.

Para ello, se realizaron foros regionales y foros temáticos y de redes, donde se dejaron planteados los intereses de los Puntos de Cultura para el armado de los Grupos de Trabajo y la elección de los representantes para el Consejo Cultural Comunitario.

Los grupos de teatro comunitario “Pompeya”, El “Épico de Floresta” y “Matemurga” cerraron las actividades del segundo día, junto con la muestra de artesanías y diversas producciones audiovisuales de los puntos.

El tercer y último día se presentaron algunas experiencias iberoamericanas de Cultura Viva Comunitaria agrupadas por temas: “Creatividad comunitaria”, “Creación colectiva” y “Trabajos de identidad”. Además, en esta jornada culminaron los foros regionales y se hizo la elección de los miembros de la Comisión Nacional de Puntos de Cultura de Argentina.

 

Durante el Encuentro, se constituyó la Comisión Nacional de Puntos de Cultura de Argentina

 

“Fueron tres días llenos de color y contenido, con una cantidad impresionante de actividades que nos revitalizó a todos. Salimos de este encuentro con muchas certezas, muchas ganas y mucho compromiso para seguir trabajando juntos”, afirmó Diego Benhabib,  en el cierre del encuentro, en el Galpón de Catalinas Sur, en el barrio de La Boca.

Después de la presentación de la Orquesta Atípica de Catalinas Sur, la fiesta siguió del lado de fuera del galpón, en la calle, con la actuación del grupo de percusión “La Internacional de Caminito” y los grupos de danza “Negra Amerindia” de San Miguel de Tucumán y el Ballet “Los Chuños” de Guaymallén, Mendoza.

Un final potente para los tres días de color, contenido y entusiasmo que dieron un nuevo impulso a la Red Nacional de Puntos de Cultura y a todos los que a lo largo de los últimos años han trabajado, a través del arte y la cultura, en un proyecto comunitario y colectivo de vida.

          

 

 

 Deseos y esperanza

“El encuentro fue un hecho de esperanza”, dijo Margarita Palacio, una de las representantes de la provincia de Buenos Aires elegidas en la Comisión Nacional de Puntos de Cultura. Presidenta de la Asociación de Mujeres La Colmena – Radio Comunitaria FM Reconquista, Margarita impulsó la participación de más de 80 integrantes de su colectivo en el evento. Entre ellos, músicos de la Orquesta Juvenil La Estable, que se presentó el primer día, maestras jardineras y representantes de organizaciones sociales que realizan programas en la radio comunitaria.

 

“Nos constituimos como la radio abierta del 3er Encuentro y estuvimos transmitiendo en vivo, opiniones, experiencias, entrevistas, de participantes argentinos y de América. (…) Esta herramienta fabulosa me permitió ahondar en análisis, sueños, proyectos y sentires de aquellos a los que entrevisté”, comentó Margarita. “Muchos deseos han confluido para la concreción de este encuentro. Deseos de encontrar más allá de las fronteras provinciales y regionales formando un sólo cuerpo y alma, tangible, posible, con una idea fuerza atravesándolos. La de la cultura popular y comunitaria.”

Para Silvia Bove, coordinadora de la Asociación Civil Chacras para Todos -uno de los primeros Círculos de Cultura del país (desde 2012)- los días de intensa actividad, intercambios y visibilidad de experiencias mostraron la dimensión del programa a lo largo de estos años y el deseo de seguir creciendo.

“Tuvimos una bienvenida cálida con presentes representativos de nuestro país, un bello mate, una agenda maravillosa”, elogió Silvia. “Lo que más nos nutrió fue poder vernos nuevamente, confirmando la latencia de espíritus comunes que anidan sueños, afianzando el camino que realizan cada una de las organizaciones. Somos una trama de puntos, algunos grandes, otros pequeños, que cuando se entrelazan forman una sustancia luminosa que sostiene sutiles hilos que derriban fronteras”.

 

 

Texto: Teresa Albuquerque

Fotos: Georgina García / Puntos de Cultura

Share.

Leave A Reply