94° ANIVERSARIO DE LA AAP

0

LA ASOCIACIÓN ARGENTINA DE POLO CUMPLE SU 94° ANIVERSARIO

La AAP se creó en 1922 tras la fusión de la Federación Nacional de Polo (fundada en 1921) y la River Plate Polo Association (1892), en la jornada de apertura del Campeonato Argentino Abierto de ese año, que se disputaba en el Hurlingham Club.

Los primeros pasos fueron orientados a lograr que los clubes no afiliados aceptaran la invitación de incorporarse a la Asociación. Al poco tiempo la naciente institución reunía a veintiséis clubes, con 254 jugadores que registraban su handicap, principalmente de clubes del interior, ya que el polo estaba dejando de ser “cosa de ingleses” para ganarse su aceptación en el hombre criollo.

Fue primordial preocupación de las nuevas autoridades encarar la divulgación y conocimiento de las reglas de juego, tomadas del reglamento del Hurlingham Club de Londres, que había sido aceptada como Oficial de la Asociación y a la vez exigía su estricto cumplimiento, a fin de que el polo se practicase uniformemente en todo el país. En la medida que las posibilidades lo permitieron, se enviaron equipos de jugadores al interior con el objetivo no sólo de cotejar fuerzas sino de impartir enseñanza a todos los aficionados.

Cuatro años más tarde, Hurlingham Martín Iron, con cuatro jugadores argentinos nativos, ganó el máximo certamen de interclubes, eclipsando la hazaña de Las Petacas, que con 3 argentinos y un inglés, ganó casi de arranque en Buenos Aires, en 1895,  la clasificación para la rueda final de ese certamen, en tanto que en 1896 ganó el Argentino Abierto en la ciudad santafesina de  Cañada de Gómez.

En 1927, en conjuntos con los dirigentes de la Comisión del Caballo de Guerra, dispusieron la construcción de las famosas canchas 1 y 2 de Palermo, inauguradas en 1928, que se convirtieron en escenarios de conquistas a nivel mundial y récords históricos que le hicieron ganar el mote de Catedral Mundial del Polo.

En el mapa mundial, merced a la calidad excepcional de nuestros jugadores y caballos, Argentina conquista la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de París en 1924 y en los de Berlín en 1936 y se queda con 6 de las 8 versiones de la Copa de las Américas, marcando una rotunda superioridad sobre los EE.UU., al ganar en sólo dos partidos (no como en los triunfos norteamericanos en 1928 y 1932, en los que fueron necesarios que se jugara un tercer encuentro) en los años  1936, 1950, 1966, 1969, 1979 y 1980. Por ello, el gran copón de plata luce inamovible en las vitrinas de la AAP.

La AAP, realiza anualmente importantes y formativos torneos como lo son el Campeonato Nacional Intercircuitos con Handicap por la Copa “Republica Argentina”, el Campeonato Argentino Abierto Juvenil, el Torneo Nacional de Menores y el intercolegial por la Copa Santa Paula, que luego llevan a sus protagonistas al máximo torneo mundial interclubes, el Campeonato Argentino Abierto de Palermo, que este año jugará su 122º versión, lo que le da el broche de oro a la disputa de la honorífica Triple Corona de la AAP, que integran también los abiertos del Tortugas Country Club y el del Hurlingham Club.

Conducida por hombres del polo, que antes que dirigentes han sido jugadores, la Asociación procuró –y siempre lo logró–  superarse e ir por más. Así lo demuestran todas las ampliaciones y mejoras realizadas en esa esplendida “Catedral”, sin olvidar el mayor patrimonio de la AAP, el magnífico complejo de canchas ubicadas en la sede Alfredo Lalor de Pilar, que en 2015 agregó 29 hectáreas a su terreno, que se transformaron en 4 nuevas canchas, con el agregado de varios corrales y galpones que serán inaugurados próximamente.

Share.

Leave A Reply