Como en los tiempos de la minifalda…

0

El Consejo de Estado francés suspende el veto al “burkini

El Consejo de Estado francés, la mayor autoridad administrativa del país, ha suspendido este viernes el decreto de Villeneuve-Loubet, en el sur de Francia, que prohibía el burkini en sus playas. El fallo, muy esperado, hará jurisprudencia. Podría aplicarse, en caso de recurrir a la justicia, a la treintena de localidades del país que se han sumado a lo largo de verano a esta prohibición, en un contexto marcado por los atentados yihadistas de julio en Niza y en Normandía. El Consejo estimó que la amenaza al orden público, principal argumento jurídico en el que se basaba el decreto, no lo justifica. Lo suspende por estimar que atenta contra las libertades fundamentales.

El Consejo de Estado examinaba un recurso presentado por la Liga de Derechos Humanos, una de las principales ONG del país, y el Comité Contra la Islamofobia en Francia, en contra del decreto dictado en Villeneuve-Loubet, en la Costa Azul francesa. La justicia había validado en dt.common.streams.StreamServerprimera instancia el veto, evocando el contexto de los atentadosyihadistas de julio en Niza, localidad vecina de Villeneuve-Loubet, y en Normandía. Consideró entonces que se aplicaba a un atuendo que manifiesta “de forma ostentosa, unas convicciones religiosas susceptibles de ser interpretadas como parte de ese fundamentalismo religioso”.

El fallo del Consejo hará jurisprudencia, susceptible de aplicarse a la treintena de localidades que a lo largo del verano se han sumado a la prohibición dictada inicialmente en Cannes. Los decretos no mencionan explícitamente el bañador islámico, que cubre todo el cuerpo salvo las manos, los pies y la cara, sino toda prenda que manifieste de forma “ostentosa” una pertenencia religiosa. En la práctica, la multa de 38 euros se ha aplicado a una treintena de mujeres, conburkini o simple velo, la gran mayoría en Cannes. Solo otras dos de las ciudades que dictaron el veto han tenido que aplicar la sanción, según un recuento de la emisora RTL. La mayoría de los alcaldes explica haberse sumado a la prohibición como gesto de “solidaridad”.

El veto al burkini, oficialmente por motivos de seguridad, ha marcado el debate mediático durante el verano y se ha impuesto en la agenda política con el reinicio del curso. En la derecha, el expresidente y candidato en las primarias de su partido para las presidenciales del año que viene, Nicolas Sarkozy, reclama una prohibición de la polémica prenda en todo el país. El primer ministro, Manuel Valls, ha descartado legislar en este sentido, pero respalda a los alcaldes que lo han hecho. Su postura ha abierto grietas en el seno de Ejecutivo socialista, en el que dos ministros, la titular de Educación, Najat Vallaud-Belkacem, y la de Sanidad, Marisol Touraine, se han pronunciado en contra de las prohibiciones.

Fuente: El País

Share.

Leave A Reply