Volumen de gas enviado a Argentina toca mínimos

0

El pasado lunes 25 de julio, Bolivia exportó a Argentina 9 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd) de gas, según el parte operativo de YPFB Transporte, el envío más bajo en lo que va del año. Según el contrato de compra y venta, el país está obligado a entregar un mínimo de 19,9 MMmcd y un máximo de 23 MMmcd de gas a ese país.

Los especialistas Hugo del Granado y Raúl Velásquez coincidieron en que la declinación de campos gasíferos inició en 2014, por lo que Bolivia no puede cumplir con el requerimiento total diario de gas que llega a los 60 MMmcd, ya que produce entre 53 y 55 MMmcd.

Es por eso que el ingreso en operaciones del campo Incahuasi no supondrá un incremento en la producción, sino que solo servirá para reponer los envíos convenidos por contrato a Argentina.

Desde principios de mes hasta el pasado 24 de julio, los envíos fueron fluctuantes con cantidades  de 15,6 MMmcd, 17,4 MMmcd, 11,0 MMmcd o 16,5 MMmcd, pese a que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó que desde julio se restablecería la normalidad en los envíos, una vez que hubo concluido el mantenimiento en el campo Margarita y después de que entre mayo y junio pasados hizo dos recortes en las entregas. El mayor envío del mes, hasta la fecha, fue de 19,4 MMmcd, el 16 de julio pasado.

Según el especialista en hidrocarburos, Hugo del Granado, entre la demanda interna y los mercados de exportación de Argentina y Brasil, el requerimiento de gas llega a los 60 MMmcd, pero Bolivia, actualmente, produce entre 5 y 7 MMmcd menos.

Explicó que la demanda del mercado interno está por encima de los 11 MMmcd y el crecimiento promedio anual es de alrededor del 10 por ciento.

En mayo, Argentina tuvo que comprar gas natural a Chile al ser insuficiente lo que recibía de Bolivia, aunque la compra le costó más del doble. El gas boliviano en ese entonces oscilaba en 3 dólares la unidad de medida, pero a Chile le pagaron a 7 dólares.

El especialista en hidrocarburos de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, coincidió con del Granado en la declinación en la producción de los megacampos e hizo notar que, aunque el Ministerio de Hidrocarburos alegó que la baja de los envíos respondía a los trabajos de mantenimiento del campo Margarita, la cantidad no se restableció a pesar de haber transcurrido 26 días del mes de julio.

“Lo que se ve desde el 2014 y el 2015 fue una declinación de la producción, que el 2016 no ha podido ser compensada con nuevos campos de producción”, afirmó del Granado.

A la fecha, Inchahuasi es el único campo que se constituye en la esperanza de YPFB para subsanar las entregas de gas a Brasil y Argentina.

 

Fuente La Prensa.Bo

Share.

Leave A Reply