Es pragmatismo chino… mmm?

0

Polémica en China por puestos de estacionamiento extra anchos para mujeres

¿Caballerismo extremo o medida discriminatoria?

La práctica se está extendiendo a través de la gran nación asiática desde 2009. Cada día más centros comerciales a través del territorio chino, están adoptando el establecimiento de puestos de estacionamiento exclusivos para automóviles conducidos por mujeres que son entre 30 a 80 centímetros más anchos que los puestos regulares, y el público está comenzando a reaccionar.

Los partidarios de la medida explican que los puestos extra anchos, que suelen estar pintados en rosado brillante y señalados por un icono femenino o por la inscripción “respetuosamente reservado para mujeres”, son necesarios por razones prácticas; las mujeres necesitan más espacio para subir y bajar las compras, los niños y todo el aparataje que necesariamente esto conlleva. La defensa más común entre los voceros de los centros comerciales que han adoptados los puestos rosados, es la de que en ningún caso la adopción de los mismos implica que ellos crean que las damas sean conductoras menos aptas y hábiles que los caballeros.

Los críticos de la medida han acudido a los medios sociales para argumentar exactamente lo opuesto. Para ellos los puestos rosados perpetúan el injusto estigma de que las mujeres son malas conductoras. Una creencia firmemente establecida en la conciencia colectiva de la nación asiática a pesar de que, según elShanghai Daily, las estadísticas que indican que las mujeres causan menos accidentes que los hombres, prueban lo contrario.

Sin embargo el fenómeno no es exclusivo de China. Algunas ciudades alemanas han promulgado ordenanzas que establecen que cierta cantidad de puestos cerca de las entradas de estacionamientos estructurales deben ser marcados de exclusivo uso femenino, como una medida preventiva contra crímenes de violencia sexual.

La ciudad alemana de Triberg, en el año 2012 marcó dos puestos de acceso particularmente difícil en una edificación nueva como ‘solo para hombres’, lo que en el momento fue más una causa de sátira que de indignación, al no tratarse de una medida aplicable que fue interpretada más como un reto a las habilidades de muchos conductores que como un insulto.

Share.

Leave A Reply