Una científica argentina, en la primera línea de la ciencia mundial

0

Andrea Gamarnik recibió el premio internacional L’Oréal-Unesco para Mujeres en la Ciencia por sus estudios sobre el virus del dengue; la distinción se otorga todos los años a las cinco investigadoras más destacadas del momento

“Cuando, en tercer año de la facultad, entré a un laboratorio y vi las carpetas, los instrumentos, pensé: yo quiero trabajar aquí.” “Descubrí que los virus son fascinantes, porque hacen cosas que uno no puede predecir.” “Estudié en la universidad pública, y sentí que tenía que regresar y devolver lo que había recibido.” “No pensé que iba a ser internacionalmente reconocida. Y lo que encontramos en dengue es verdad para otros 50 virus.” “Celebramos la pasión por la ciencia de varias mujeres de todo el mundo. Muchos creen que la diferencia de géneros es algo del pasado, pero todavía tenemos que avanzar. Este programa nos invita a pensar, a ser inteligentes, a ser creativos para encontrar caminos que permitan eliminar los obstáculos.” “En lo personal, hoy es un día muy especial: mi corazón está en las calles de Buenos Aires, donde en este momento se está realizando la más grande demostración a favor de los derechos humanos. El programa Mujeres en la Ciencia de L’Oréal y Unesco también es sobre derechos humanos, libertad para pensar y trabajar.”

Conceptos como éstos y otros que hilvanó, con inocultable emoción, la investigadora argentina Andrea Gamarnik arrancaron el aplauso más intenso y prolongado de la noche en la Maison de la Mutualité de París, donde ayer se entregaron los premios L’Oréal-Unesco para Mujeres en la Ciencia a las cinco científicas más destacadas del momento, una por continente.

El encuentro reunió en el barrio latino de la ciudad luz a delegaciones llegadas de los cuatro puntos cardinales para honrar el talento de mujeres que están haciendo aportes insoslayables al conocimiento y cambiando el mundo: Gamarnik, por sus estudios en dengue; Quarraisha Abdool Karim, de Sudáfrica, que demostró que las niñas de entre 14 y 19 años tienen 8 veces más riesgo de infectarse con el VIH que los varones de la misma edad, y que desarrolló un gel vaginal que pueden usar para reducir el riesgo del virus; Hualan Chen, de la China, que encabeza la primera línea de defensa y monitoreo de mutaciones mortales del virus de la gripe, Jennifer Doudna, de los Estados Unidos, y Emmanuelle Charpentier, francesa que trabaja en Alemania, por haber descubierto una suerte de escalpelo molecular que permite editar el genoma como si fuera un procesador de texto (ver aparte). Los nombres de ambas ya suenan para el Nobel. Todas coincidieron en subrayar la importancia de la investigación conducida por la curiosidad, la relevancia de la ciencia básica.

Fuente La Nacion

 

Share.

Leave A Reply